https://www.paypal.com/cgi-bin/webscr?cmd=_s-xclick=PNMDY4F6J8BEC

sábado, 25 de abril de 2009

EL PRIMER C-46 DE LA FUERZA AÉREA MEXICANA


Éste, es un reconocimiento personal, a mi Profesión, a la Fuerza Aérea Mexicana, a mis compañeros, a la Escuela Militar de Aviación que me formó, al Colegio del Aire que me cobijó en la Basé Aérea de Zapopan, y a muchas aventuras que viví con... LAS ALAS EN MI PECHO.
Nos encontrábamos a la puerta del Mistubishi MU2J FAM 1550, Benjamín González mi mecánico y yo, en la base aérea del Ciprés en Ensenada cuando vimos despegar a un C-46 de la empresa Aerocarga, de la cual era dueño Carlos Cervantes Pérez. Entonces le pregunté a Benjamín si él no conocía alguna historia de éste avión dentro de la Fuerza Aérea, a lo que él me contestó:

“Esta es la historia del primer C-46 de la Fuerza Aérea Mexicana, un poco distinta ya que cuando la Fuerza Aérea Mexicana adquiere material aéreo es por medio de la compra a distintas naciones. El Curtiss Wright C-46D-15 con número de serie perteneció a la USAF quien lo tuvo basado en Walnut Ridge con la matrícula 44-77985 a partir de Marzo de 1946. Tras de permanecer varios meses en aquel lugar fue vendido a un particular en enero de 1948. Un buen día el avión partió bajo circunstancias desconocidas, transportando un cargamento de armas con rumbo a la República Dominicana en donde sería entregadas a un grupo guerrillero. El aparato efectúo una escala en la ciudad de México. Las autoridades de Aeronáutica Civil se percataron del ilegal cargamento, por lo que el aparato fue puesto a disposición de la Secretaría de la Defensa Nacional, que lo resguardó en la plataforma militar.

Tras de permanecer varios meses en este sitio, el C-46 fue llevado al patio de honor de la Escuela Militar de Mecánicos de Aviación, en donde se colocó para que los alumnos llevaran a cabo algunas prácticas en él.

Por instrucciones del alto mando, el avión pasó a formar parte de la Fuerza Aérea Mexicana, ya que era el arma más adecuada para darle un uso apropiado, lo que desafortunadamente no sucedió ya que pasaron meses sin que se le diera mantenimiento, su estado se fue deteriorando y por ser el único de su tipo nunca se le integró a un escuadrón aéreo.

Tiempo después, un ciudadano americano que vivía en México, llamado Zigmund Warren escribió una carta al gobierno al que dejó ver sus intensiones de adquirir aquel avión. Ofreció $ 15,000.00 además la promesa de ponerlo al servicio público.

El 12 de diciembre de 1950 la Subsecretaría de la Presidencia giró una orden al general Limón entonces Secretario de la Defensa Nacional para ser entregado en venta a este ciudadano americano. El avión recibió la matrícula XB-HUV la que usó hasta el 9 de octubre de 1951. Luego fue vendido a otro ciudadano americano quien lo llevó a Texas y fue matriculado N75866. La historia de este avión termina tristemente en enero de 1962 cuando su tripulación fue forzada a aterrizar cerca de Mniamuna en el Congo por fuerzas rebeldes, quienes destruyeron al avión”

Agradezco mucho a Benjamín todas las cosas que me enseño acerca del mantenimiento del MU2J, pero sobre todo esta historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada